Busca las entradas que quieras en en este blog

lunes, 21 de diciembre de 2015

Viento libre.

Necesito un viento libre
que libere mis versos
para que se queden ilesos
de la mano del hombre.

La tierra pide a gritos
este viento sin enemigos
que sepa trasportar mis palabras
por las tierras llanas.

Y el mar pide ese viento
para que vuelen los peces
de mi memoria por el tiempo
y que los recuerden a veces.

Necesito un viento limpio,
sin necedades vanas,
un viento impío
que se cuele por mis ventanas.

Necesito un viento alegre,
de niños con la fiebre
de la infancia, enhebrada
en sus dulces miradas.

Necesito un viento suelto,
abierto al hombre despierto,
que vague por el cielo recubierto
de un hermoso manto.

Y que viaje a todos lados
buscando risas y enfados,
parejas de enamorados
o sentimientos desenfadados.

Quiero un viento brillante
con un futuro por delante
que le delate maravillosas historias
y que no se rinda , pues hay gloria.

Hay gloria en el viento,
que es el comienzo del movimiento,
de la propia libertad,
es del mundo la pubertad.

El niño que quiere volar
y busca brío y corre
escapando de la torre
y subiendo hacia el altar.

El niño que pasa frío en la noche
para dejar a las amapolas,
el derroche de un rocío,
que se pongan todas bellas.

Niño , sigue corriendo.
¡Oh viento eterno!
Mueve las aspas del molino
que algún día llegara a su destino.

OJALÁCAFÉ

lunes, 14 de diciembre de 2015

Mi Dafne.

Esa voz en su cabeza
que una vez cobro fuerza
en esa mente débil,
en esa alma febril.

Muere la niña que lleva dentro
y nace el alma traicionera
ahora no puede escapar de esto
está encerrada en una ratonera.

Muy pequeña dejó la inocencia
y la muerte le dio la conciencia
el dolor le sucumbió y estaba sola
y todo esos monstruos le venían como olas.

Estuvo un tiempo divagando
entre la vida y la muerte
cada día luchando,
cada día , ser más fuerte.

Ahora, ella sola lo aguantaba pero
un prospero futuro le esperaba.
Tenía que salir a buscarlo
pero se perdía al nombrarlo.

Una vez, en una noche alegre,
vinieron dos centinelas de la fiebre
a conocer a la niña-mujer,
que había perdido la inocencia al nacer.

Y desde ese momento
permanecieron juntos en su cuento.
Ahora todo vuelve a ser lo mismo
pero no esta sola en ese abismo.

Ahora tiene amigos que la apoyan,
son como huracanes
que en su vida arrollan
contra todos los males.

Ahora ella puede ser feliz,
así que venga,
arranquemos esos miedos de raíz.

OJALÁCAFÉ

(Para mi Dafne, quizás así puedan conocer tu historia sin pronunciar tu nombre) (Este poema se publica con el permiso especial de la persona en cuestión así que desde aquí le agradezco por la inspiración y darme este permiso ya que se iba a quedar en privado)
El mito de Apolo y Dafne (contado a mi manera)
Apolo es un Dios arquero que desafió al dios Eros (más conocido como Cupido) diciéndole que su arco era de juguete , Cupido entonces le lanzó una de sus flechas de amor y Apolo se enamoró de la ninfa Dafne ya que esta pasaba por allí.
Entonces Apolo movido por un deseo carnal fue corriendo hasta Dafne en un intento de violarla y esta pidió a los dioses que la ayudaran , Peneo , padre de Dafne y Dios fluvial decidió convertirla en un laurel y puso un castigo para Apolo , este tendría que regar el laurel con sus lágrimas para que este se mantuviese.
Explicación del nombre del poema con el mito:
El poema es una queja a mi Dafne, es un poema en el que he usado en casi todos los versos un tono melancólico, es un lloro a una niña-mujer desconsolada para que no se seque ese laurel , un intento de contar una historia sin pronunciar un nombre y por último (esto se ve en los últimos versos) un suspiro de esperanza para que ella esté bien.