Busca las entradas que quieras en en este blog

martes, 26 de enero de 2016

Mis heridas.

A veces se reabren mis heridas,
antiguas emanaciones de la sangre,
golpes que han mostrado mis caídas,
heridas por tu recuerdo se me abren.

No quiero que me llegue ese recuerdo,
el dolor llega y en el dolor me pierdo,
la sangre va brotando por mi cuerpo
y mientras voy perdiéndome en el tiempo.

No he sido cicatriz, sino diana,
tus dardos me atraviesan las mañanas
y despierto como alma amortajada.

Mi carne queda entera destruida,
todavía sangran las heridas que me hiciste,
nunca supe de verdad si me quisiste.

OJALÁCAFÉ