Busca las entradas que quieras en en este blog

lunes, 22 de febrero de 2016

Mi hermana pequeña.

La tierra despierta para darte alas,
amanecer candente,
libélula de plata,
dulce canto ascendente.

La tierra te da vida,
te pone delante
de mis ojos
y estás ahí, herida,
perdida entre matojos
y ropa de estudiante.

¡Que oportunidad más bella
me ha dado tu dulce estrella!
He podido conocerte,
has dado vida a mi muerte,
me has querido,
me has dejado quererte.

Y otro año más
llega con la primavera,
un bello despertar,
tu amistad verdadera.

A veces,
No sé,
A veces, tan sólo...

Te quiero,
Enemiga del dolor.

Quiero que estés así siempre,
Únicamente, te pienso,
Intangible, como un fantasma,
Entera, bonita y bella,
Rosa roja de la primavera,
Orilla para mi río, pequeña.

(Para Ana Bastida, más que una amiga una hermana, una musa inspiradora de la más bella poesía, este es su regalo de cumpleaños)

OJALÁCAFÉ

No hay comentarios:

Publicar un comentario