Busca las entradas que quieras en en este blog

sábado, 6 de febrero de 2016

Mirar por una ventana

Mirar por una ventana puede ser peligroso , es algo que yo se mejor que nadie, todos los días voy a trabajar al bloque de pisos más alto de la ciudad, trabajo en una empresa de informática y a estas siempre les han gustado las alturas. Allí varias personas han muerto, según dicen , mirando por una ventana , algunas personas dicen que aquellos que han muerto se suicidaron , otras, que fueron empujados y también hay quienes dicen que se cayeron en un accidente , nadie lo sabe, en realidad , todas las muertes tienen un velo de misterio. Aún así , he empezado a acostumbrarme a mirar por la ventana del piso en el que trabajo , el séptimo , lo hago al salir del trabajo , siempre salgo el último así que nadie puede verme , no creo que me pase nada.

Un día me doy cuenta de que ya no puedo parar , se ha vuelto una obsesión mirar por la ventana , me imagino que se sentiría saltar desde tan alto , mi mente crea una imagen de mi cuerpo en el asfalto , echo pedazos , con mis vísceras esparcidas por el suelo , esa imagen me aterroriza , siempre le he tenido miedo a las alturas pero nunca tanto como ahora.

Pasan dos semanas en las que mi cabeza va dando tumbos a una idea , la de cómo se sentiría volar después de saltar al vacío , imagino mi cuerpo levitando , el aire acompañándome en mi viaje , después despierto del irreal sueño , pero una terrible idea se apodera de mi mente -salta-, es curioso ¿no? siento que cuanto más miedo tengo , más ganas tengo de saltar.

Días después empiezo a tener miedo de salir de casa , una sombra me persigue a todos lados , -salta- me dice , -salta- , no puedo dormir , no puedo comer , no puedo hacer nada , hasta que tomo una decisión , vuelvo al trabajo , esta vez voy a la terraza , está más alto que nunca y la tentación de saltar invade mi cuerpo , me acerco poco a poco hacia el final de la terraza , miro abajo y siento como el suelo me atrae , me preparo , tomo impulso, salto , siento como mi cuerpo cae.


OJALÁCAFÉ


(Segunda entrada de la semana, una narración que prometí hacer como bonus)

(Foto de un cuadro de Salvador Dalí en su etapa más realista retratando a su hermana , museo Reina Sofía en Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario