Busca las entradas que quieras en en este blog

domingo, 24 de abril de 2016

La muerte del hombre y el nacimiento del poeta.

Dicen que un hombre murió entre tres laureles,
después de haber sido un Apolo demacrado,
los laureles lloraron su muerte, pálidos y tristes,
dicen que entonces se obró el milagro
y esas lágrimas hicieron del hombre un poeta.

Dicen que brotaron alas de su espalda,
flores de su pecho, de sus ojos lágrimas
y de su boca sonrisas y versos
(y de su boca sonrisas y besos)

Dicen que sus heridas se cerraron
para así abrirse al mundo con metáforas.
Dicen que salió de un campo de espigas,
para ser el guardián entre el centeno.

Dicen que su propio lenguaje se convirtió en poesía,
que ya nada era simple, todo pasó a ser tristeza o alegría,
que todo aquello que antes era muerte se transformó en vida,
que cada palabra era un verso, un sentimiento, una mirada.

Dicen que un poeta nació entre tres laureles:
Lenguaje, Amor e Inspiración, que siempre le acompañaron.
Dicen que aquél hombre murió también como poeta.

Dicen que el poeta se hizo eterno,
que el hombre muere,
pero la poesía vive para siempre.

OJALÁCAFÉ

(Dedicada a mis amigas, que siempre han sido para mí unas musas bonitas :3)



domingo, 17 de abril de 2016

¡EXPLOTAD!


¿Es siquiera brillar un delito,
explotar en cada sensación,
darlo todo en cada mísero segundo,
construir por cada princesa un palacio?

¿Es tener por destino el amor un castigo,
recitar versos que naveguen por mares bravíos,
sonreír ante aquellas fotos en las que crecíamos?

¿Es tener la piel en llamas y el alma de cera locura,
consumirse en el deseo entre hojas de otoño caducas,
intentar correr libres por extensas llanuras?

¿Cae la moralidad humana sobre la explosión del alma?
Cae, caen demonios ante la víspera de alas angelicales,
caerían siempre por mucho que lo negaseis,
carroñeros de fuego, de luz y de vida.

Se expande un fuego y queréis agua,
ante el vacío de anhelar aquella vida
en la que cada rosa tiene pétalos de magia
y cada beso dura eternamente, dice verdades y calla mentiras.

Deseáis ese palpito intranquilo,
esa explosión constante
pero inmediatamente después,
ante una imposibilidad de estatua, lo negáis.

Dejad de cortar alas y empezad a volar,
mirad los campos de espigas,
las nubes del cielo, el azul del mar,
contemplad cada mota de polvo, cada sonrisa,
¡EXPLOTAD!

©Alfonso Javier Fernández de Gea


OJALÁCAFÉ

lunes, 4 de abril de 2016

Libertad y conocimiento

Ella quiere ser pájaro
y aprender a volar,
quiere ser sabiduría
y la ignorancia curar.

Quiere explorar el mundo
y en sonrisas explotar,
ver que más valioso es ese
                               segundo
que toda la eternidad.

¡Que bella coreografía
se percibe en sus palabras!
¡Que lucha contra la monotonía
en cada una de sus miradas!

Es un viento:
Un viento que mueve al mundo
y genera el movimiento,
un viento que empuja barcos
y ve como pasa el tiempo.

Escogiste el camino más sabio,
el del conocimiento,
para curar a las personas
del más asesino aburrimiento.

Para poder volar libre
y alcanzar ese sendero
que te lleve hasta la cumbre
y te enseñe el mundo entero.

Grácil paloma, sólo pido,
verte volar de nuevo,
quizás, después, volar contigo,
degarrándome del suelo.

Quien vuela alto en el cielo,
es más bello que un diamante,
así que venga ¡Volemos!,
no perdamos ni un instante.

Dedicada a mi amiga Juana María,
soñadora y luchadora de la libertad y el conocimiento.

OJALÁCAFÉ