Busca las entradas que quieras en en este blog

domingo, 17 de abril de 2016

¡EXPLOTAD!


¿Es siquiera brillar un delito,
explotar en cada sensación,
darlo todo en cada mísero segundo,
construir por cada princesa un palacio?

¿Es tener por destino el amor un castigo,
recitar versos que naveguen por mares bravíos,
sonreír ante aquellas fotos en las que crecíamos?

¿Es tener la piel en llamas y el alma de cera locura,
consumirse en el deseo entre hojas de otoño caducas,
intentar correr libres por extensas llanuras?

¿Cae la moralidad humana sobre la explosión del alma?
Cae, caen demonios ante la víspera de alas angelicales,
caerían siempre por mucho que lo negaseis,
carroñeros de fuego, de luz y de vida.

Se expande un fuego y queréis agua,
ante el vacío de anhelar aquella vida
en la que cada rosa tiene pétalos de magia
y cada beso dura eternamente, dice verdades y calla mentiras.

Deseáis ese palpito intranquilo,
esa explosión constante
pero inmediatamente después,
ante una imposibilidad de estatua, lo negáis.

Dejad de cortar alas y empezad a volar,
mirad los campos de espigas,
las nubes del cielo, el azul del mar,
contemplad cada mota de polvo, cada sonrisa,
¡EXPLOTAD!

©Alfonso Javier Fernández de Gea


OJALÁCAFÉ

No hay comentarios:

Publicar un comentario