Busca las entradas que quieras en en este blog

domingo, 22 de mayo de 2016

Una mujer mayor sube por los caños del partidor.

Una mujer mayor
sube por los caños del partidor,
miradla, utilizando sus últimas fuerzas
para seguir subiendo,
a pesar de los dolores de la ya
inevitable vejez.

Quizás encuentre a alguna amiga
mientras sube con la compra,
de esas de las que ya quedan pocas,
pues la mayoría murieron
con más recuerdos del ayer
que vida del presente.

Peldaño a peldaño con sus bolsas,
con la energía de un gorrión
engalanado en viejas plumas,
apoyada en un bastón con la otra mano,
sube y descansa, sube y descansa,
peldaño a peldaño.

La fuerza de esa vieja satisfecha,
abuela de un futuro
al que alimenta,
se alza en su subida
por las escaleras.

La viva imagen
de una mujer luchadora,
peleando contra el tiempo,
contra el cuerpo,
agarrándose a la vida
en ese instante,
se queda grabada
para siempre en mi mente.

Va subiendo poco a poco,
quizás con algún tropiezo,
pero siempre sin quejarse,
plantándole cara al momento,
sin pedir ayuda a nadie.
En algunos escalones descansa
y mira arriba, siempre arriba.

Los pájaros del pueblo
le acompañan con sus trinos
en su intrincada subida,
casi llegando al final
da el último esfuerzo,
sube varios escalones seguidos,
un día más ha subido,
un día más que ha vivido.

©Alfonso Javier Fernández de Gea.

OJALÁCAFÉ.

Dedicado a "la roja" del paseo y a TODAS esas mujeres (y hombres) que luchan día a día y demuestran que la fuerza es el mayor signo de vitalidad.

Dibujo de Sofía Gómez, gracias por este fantástico regalo.

Algunas imágenes de este precioso lugar del pueblo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario