Busca las entradas que quieras en en este blog

domingo, 24 de julio de 2016

¡Ay, gitano Federico!

¡Ay, gitano Federico!
Con que pasión cantabas
a la luna, al olivo
y a esa bonita gitana.

Me recuerdas al rocío
cuando canta en la mañana:
"Verde que te quiero verde,
verde viento, verdes ramas"

Todavía persisten tus huellas.
Eres luna en un cielo despejado,
te acompañan las estrellas
y tu voz suena en lo alto.

Tu voz suena profunda Federico,
con que pasión expresas
las dudas de los gitanos
y sus vivencias.

¡Ay, gitano Federico!
De lunas, de olivos y ríos
mi pensamiento has llenado.
Todo se ha coloreado
poniendo de protagonistas
a los apasionados gitanos.

Vas de romance en romance.
Quizás, alguno de tus versos
a la misma luna alcance
y la ilumine de deseos.

Tu que quisiste ser padre.
¡Ay, gitano Federico!
Y a la luna hiciste
que robara un niño.

Tu que amabas libre.
¡Ay, gitano Federico!
Y que en "la republicana" bordaste
tu amor más grande.

¡Ay, gitano Federico!
Por todo esto y por más,
siempre serás poeta,
muerto, pero inmortal.
©Alfonso Javier Fernández de Gea

OJALÁCAFÉ


Este es un poema escrito después de haber leído "El romancero gitano" de Federico García Lorca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario