Busca las entradas que quieras en en este blog

domingo, 6 de noviembre de 2016

Cada uno de nuestros días.

 I loved you like a man loves a woman
he never tocuhes, only writes to,
keeps little photographs of.
 (Charles Bukowski) 



Hoy me siento más impotente
que nunca.
bebo un vaso más de vino
a la salud de la muerte.
las horas siguen vacías
en este mundo vacío
y el sabor amargo de esta herida
me vuelve a perforar la garganta.
quizás hubiera sido mejor no conocerte,
seguir en esta vida apestosa
con el silencio que provoca el atardecer.
pero no pude hacer nada,
las mujeres alcohólicas
son las más atractivas para mí,
porque, como yo, tienen un problema con la vida.
ayer desgastamos los morros en 5 botellas de vino
mientras follábamos en un sofá más duro que mi sexo.
los días se acaban siempre así,
con litros de alcohol recorriendo nuestra sangre
y con esa absurda impaciencia
de volver a descubrirnos tan desnudos
como siempre.
pero cuando empieza el día siguiente
siempre pones ese tono de voz histérico
y me dices que me ponga a trabajar de una vez,
que ya no hay dinero para pagar
el alquiler de este mes.
¿y qué más da? te pregunto,
vayamos a Francia, allí tienen mejor vino,
hay puentes con bancos para llorar
y poetas que no mienten con su fuego.
me dices que Francia es un sueño demasiado grande
para un hombre tan pequeño.
yo siempre creí que con beber y vivir a tu lado
bastaría para cumplir todo lo que quisiera.
voy al baño a mear y salgo a la calle
a buscar un puto trabajo
con el que al menos pueda pagarme
la siguiente botella de vino.

Francia puede esperar hasta mañana.

OJALÁCAFÉ

©Alfonso Javier Fernández de Gea


Inspirado en la poesía de Charles Bukowski.

No hay comentarios:

Publicar un comentario