Busca las entradas que quieras en en este blog

martes, 21 de marzo de 2017

Generación bosque.

Comenzando por donde todo

se debe empezar. 
Estabas tú en el patio del colegio,
tú y algunas personas más,
el sitio donde las palomas volaban, 
las circunstancias de un corazón
al que le sobraban ganas
pero le faltaban palabras.

Detrás de los armarios yo tenía
una pequeña libreta.
A veces iba allí, la cogía y la miraba.
Algunas veces escribía,
pero poco después lo dejé
porque no podía tener tiempo
para expresar,
tenía que tener tiempo para
estar resolviendo ejercicios matemáticos.

Vi que algunas de las sombras
que deambulaban por el asfalto
empezaban a ser árboles extraños,
pues les crecían máquinas con botones de las manos.

Y yo, que era otro tipo de árbol,
buscaba mi propia luz para que
no sangraran mis raíces más vitales.

Pasó el tiempo y crecí como árbol.
De alguna forma supe encontrar
el espacio y el momento,
supe saciar mi sed de río
y mi hambre de tierra.

Entonces vi que otros árboles
cambiaban su orientación
en consonancia con la mía,
como distribuyéndonos el espacio
de forma equitativa.

Volví a escribir y esta vez
con más fuerza,
hasta que mi sabia se hizo palabra,
hasta que mi palabra se hizo poema.

Ahora somos todo un bosque

a la deriva,
respirando aparte de un mundo
que se intoxica,
pero otros árboles nos miran
y empiezan a girar en la dirección
que marcamos.

Hoy tenemos la oportunidad
de crear lo inmarcesible,
de crearnos,
sabernos libres antes que presos,
llorar desnudos en los desiertos
para luego emerger en el bosque
de nuevo como árboles
que esta vez
se han construido un futuro
parecido a la auténtica felicidad.

OJALÁCAFÉ.

Feliz día mundial de la poesía.

©2017 Alfonso Javier Fernández De Gea. (del texto)

©2017 Antonio López Sevilla. (de la fotografía)

Simbiosis producida gracias a Asociación Cultural Juvenil

Gracias por las imágenes. (@finalysphotography)

#Cuandogritaelalma



No hay comentarios:

Publicar un comentario