Busca las entradas que quieras en en este blog

domingo, 21 de mayo de 2017

Izanami e Izanagi.

Sobre las verdes praderas,
al ver el sol, pidió el fuego.
Le di la llama de mi calor,
beso a beso.

Por encima de la noche
y las estrellas, pidió la luna.
Le di la luz de mis ojos
con cada caricia.

Detrás del viento del desierto,
pidió la arena.
Le di mi piel desértica
y con su piel de agua
me salvó de la deshidratación.

Por encima del puente de hierro,
pidió un país,
una tierra para cuidar a nuestros hijos.
Clavé mi lanza en el océano
y surgió nuestro hogar,
dónde ahora estamos,
donde moriremos.

OJALÁCAFÉ.

©Alfonso Javier Fernández de Gea.

Este poema es una reinterpretación de una de las historias de la mitología japonesa, la de los dioses Izanami e Izanagi, que crearon Japón. En este poema hago una alusión a su historia de amor y a como crean el país, siguiendo los datos que dan la mayoría de versiones, sobre un puente , los dioses introducen la lanza en el mar y al sacarla, emerge una gran isla. En otras versiones se cuenta que es Izanami la que le pide a Izanagi un país y este es el que usa la lanza. La historia de estos dos dioses no acaba con la creación de Japón, por lo que os pongo un link a continuación por si queréis saber más sobre estos dioses, tan solo advertir de que como en todas las mitologías, hay muchas versiones de estos mitos y sin duda alguna, muchas similitudes entre unas mitologías y otras.
Más información sobre el mito en: japonismo.com


Alfonso Javier Fernández de Gea es poeta y estudiante de periodismo. Como poeta sacó su primer libro "Versos de Cafeína" a finales de 2016. Como periodista trabaja en "El periodicum"y ha realizado artículos en diferentes blogs. 

sábado, 6 de mayo de 2017

Hannah Baker.

Esta es Hannah Baker,
a Hannah le encantan las cintas
en las que pueda grabar su historia,
la historia de un suicidio.

Hannah se suicida
y explica en varias cintas las 13 razones
por las que lo hace,
pero Hannah es un personaje
de una serie de Netflix.

Aún así hay realidades que dan
más miedo que la de Hannah.
Como la de Lucía,
que cansada de ser "la gorda"
se ahorcó en su casa de Murcia.

Lucía tenía de compañeros
Imagen de elmundo.es
a unos niños que fueron enseñados
a ejercer violencia contra lo diferente,
porque si alguien es débil
hay que aprovecharse de ello,
eso es lo que les enseñan desde pequeños.

Y Lucía no es la única,
hay cientos, miles de niños,
que son acosados diariamente
en las aulas.

Por esto Netflix lanza con su serie
una campaña para concienciar contra
el acoso.

En vez de enseñar a nuestros hijos
en este sistema en el que imperan
como valores dominantes, la violencia,
el acoso, la competencia por el éxito
o los intereses de los más fuertes,
debemos de enseñar a nuestros hijos
en valores como el respeto,
la convivencia entre iguales,
la solidaridad o el cariño.

Porque nadie, ya sea un personaje
de ficción como Hannah Baker
o una niña de piel como Lucía,
se merece ser perseguido
por ser quien verdaderamente quiere,
por ser diferente.

La verdadera violencia es la de
este mundo, que nos vigila constantemente,
así que cambia las cosas,
promueve ideas de libertad y empatía,
para que nadie más tenga que soportar
la tortura de ser un acosado.

©Alfonso Javier Fernández de Gea.

Información sobre el caso de lucia (elmundo.es)

El autor:

Alfonso Javier Fernández de Gea es poeta y estudiante de periodismo. Como poeta sacó su primer libro "Versos de Cafeína" a finales de 2016 y participa en la antología "Versos en el aire VI". Como periodista trabaja en "El periodicum"y ha realizado artículos en diferentes blogs.